x
Esta web utiliza cookies. Para más información clica aquí. Ok!

Para acceder a esta web debes ser mayor de edad


MANIFIESTO      RELATOS      ARTÍCULOS      ABOUT

La frecuencia sexual, ¿importa?

Cuando cantidad no es sinónimo de calidad



Imagen - Daantje Bons
Texto - HELLO NIPPLE
Y tú, ¿cuántas relaciones sexuales mantienes a la semana?

Es probable que lo primero que hayas intentado sea enumerar las veces que te has acostado con tu pareja durante los últimos siete días. Mientras haces cálculos mentales, quizás merezca la pena aclarar qué es una relación sexual.

El sexo no tiene por qué implicar a dos o más personas, empieza contigo, por lo que cualquier caricia orientada a explorar el autoplacer forma parte de tu actividad sexual.

La expresión “acostarse con alguien” suele emplearse para reflejar que entre esas dos personas ha habido coito, pero como ya hemos comentado en muchas otras ocasiones, reducir el sexo a la penetración es ignorar el amplio espectro de prácticas con las que podemos dar o recibir placer sexual. 

Ahora que ya hemos aclarado conceptos, es posible que tengas una cifra en mente, ¿te parece mucho?, ¿poco?, ¿necesitas un baremo con el que cotejar la suma de tu actividad sexual semanal? Pues aquí lo tienes: la frecuencia de tus relaciones sexuales nunca debería ser comparada con la de otra persona.

La inercia de la competencia nos hace creer que cuanto más, mejor. Da igual de qué estemos hablando, dinero, followers o amantes, parece que la cantidad siempre es garantía de éxito. Nada más lejos de la realidad, atender a nuestras auténticas necesidades anteponiendo la calidad a la cantidad es la única fórmula secreta para hallar la frecuencia perfecta.

En el sexo nada es cuestión de mucho o poco, masturbarte tres veces al día puede provocarte mayor insatisfacción que hacerlo una vez cada dos semanas. Todo dependerá de tu deseo y del grado de consciencia que deposites en cada uno de tus encuentros sexuales.

Alimentar nuestra libido es un proceso que guarda amplias similitudes con nutrir nuestro estómago. Piénsalo, no hay nada como comer con ganas. Sin embargo, por mucha hambre que tengamos, si lo hacemos distraídos, sin saborear el manjar que tenemos delante, al terminar ni siquiera nos sentiremos saciados.

De poco sirve recurrir al sexo con frecuencia si lo hacemos sin ganas o no focalizamos nuestros cinco sentidos en lo que estamos experimentando.

Debemos escuchar a nuestro cuerpo, reconocer nuestro deseo y atenderlo con mimo. No forzarnos a hacer algo si no nos apetece y disfrutar con atención plena cuando decidimos ponernos manos a la obra.

Pero, ¿qué sucede cuando tu pareja y tú tenéis distintos niveles de deseo? ¿Cómo establecer una frecuencia que os satisfaga por igual? Cuando queremos involucrar a otra persona en nuestras relaciones sexuales, el sexo pasa a ser una actividad compartida. Encontrar el equilibrio entre la frustración de quien desea un mayor contacto y la ansiedad de quien no consigue elevar su libido será la clave para que podáis compartir vuestra sexualidad:

  • Comunicaos. Explicad a vuestra pareja cómo os sentís y escuchad lo que tiene que decir la otra parte. La información es poder.
  • Probad algo diferente. Si repetís lo mismo una y otra vez, la probabilidad de aborrecer la rutina es altísima. Si a una de las dos personas no le apetece bailar la misma canción quizás es el momento de cambiar la música.
  • Fortaleced lo que os funciona. Haced un repaso de qué es lo que más os gusta y ponedlo en práctica. Siempre hay margen de mejora.
  • Practicad la intimidad sin necesidad de sexo. Si el contacto físico siempre tiene una finalidad sexual, puede llegar a provocar rechazo por parte de la persona menos favorable a tener relaciones. Es necesario que existan besos y caricias más allá del sexo. Gestos de afecto que mejoren vuestra intimidad.

La receta perfecta no existe, como tampoco existe la frecuencia ideal para mantener relaciones sexuales. Olvídate de las comparaciones y estadísticas, porque el placer y la satisfacción no se miden en cantidad si no en calidad.

---

Últimos artículos



︎    ︎    ︎    ︎

︎ Si tienes cualquier duda o pregunta, puedes escribirnos a info@hellonipple.com


Política de privacidad