MANIFIESTO      RELATOS      ARTÍCULOS      ABOUT

Mimos íntimos

La importancia de cuidar tu vagina



Si ojeamos los artículos de las revistas femeninas de mayor tirada, es habitual encontrar titulares que nos inviten a descubrir la fórmula mágica para cuidar nuestra piel, pelo o uñas. Sin embargo, poco se habla del cuidado íntimo, del que se esconde bajo la ropa, ése que no queda a la vista de cualquiera, y que sin embargo supone un pilar fundamental en nuestro bienestar.

La prensa tradicional nos vende que de cintura para abajo una mujer no tiene mayor preocupación que la de su celulitis, ignorando que entre nuestras piernas se extiende todo un universo gobernado por sus propias leyes y constantes físicas.

¿Acaso no debería ser conocimiento popular que en la vagina de una mujer existen múltiples bacterias que deben tratarse con respeto para mantener equilibrado su ph y no desatar cualquier tipo de infección? Correcto, en HELLO NIPPLE también creemos que las bases del cuidado íntimo femenino deberían ser más virales que los mensajes ñoños de Mr. Wonderful y por eso te sugerimos una serie de pautas que favorecerán tu bienestar.

CUIDADOS BÁSICOS

  • Gel íntimo - ¿Utilizas el mismo gel para todo el cuerpo? ERROR, con frecuencia estos productos incluyen ingredientes que dañan el ph de nuestra zona íntima. Existen geles específicos no nocivos, pide consejo a tu farmacéutico de confianza, Lactacyd, Isdin o Cumlaude son los más frecuentes, pero también existen opciones naturales como el jabón hecho a base de aceite de coco sin aditivos. Sea cual sea tu elección, recuerda aplicarlo con la mano, nunca con la esponja.

  • Secarse con papel higiénico no con la toalla - Al igual que no es recomendable aplicar el gel con una esponja para evitar la proliferación de bacterias, una toalla tampoco es un objeto aconsejable para secar nuestra vulva. En su lugar, utiliza papel higiénico.

  • Bragas de algodón - El encaje es precioso, sí, pero por muchos agujeritos que tenga, no transpira. Las fibras sintéticas no absorben la humedad y pueden ocasionar múltiples problemas en la piel debido a su escasa capacidad de transpiración.

  • Salvaslips de algodón - Como seres humanos que somos, a lo largo del día, nuestra ropa interior no luce tan impoluta como lo hacía cuando nos la pusimos. Los expertos recomiendan llevar unas bragas de recambio en el bolso a las que recurrir cuando necesitamos un cambio, sin embargo, no siempre es sencillo realizar esta maniobra, por ello te aconsejamos que si vas a recurrir a los salvaslips no te conformes con cualquiera, exige que sea de algodón.

  • Olvida las duchas vaginales - Existen irrigadores utilizados para introducir agua en el interior de la vagina, se venden con una finalidad higiénica, sin embargo, está demostrado que tienen un efecto negativo sobre la flora vaginal.

  • Evitar tampones en pro de la copa menstrual - Los tampones absorben resecando las paredes del interior de la vagina mientras que la copa recoge sin necesidad de debilitar su flora bacteriana. En ocasiones puede resultar complicada de poner y de quitar, por suerte todo tiene solución, más adelante trataremos más extensamente este asunto.


CUIDADOS ANTE DESEQUILIBRIOS VAGINALES

  • Aceite de árbol de té - Su potente acción antiséptica lo convierte en el aliado perfecto en el tratamiento de infecciones micóticas causadas por levaduras como la candidiasis. Su aplicación debe ser de forma externa y siempre diluido en agua ya que puede causar irritación.

  • Óvulos probióticos - Existen múltiples factores por los que nuestra flora bacteriana se ha podido debilitar, desde haber abusado de alguno de los productos no recomendados anteriormente hasta haber consumido antibióticos de forma reciente. En estos casos sufriremos síntomas de alerta que nos indiquen que nuestros niveles de ph no están equilibrados, como cambios en el flujo vaginal, picor, etc. A través de los óvulos probióticos conseguiremos compensar la acidez de nuestra vagina y fortalecer la capa protectora.


CUIDADOS SEXUALES

  • Lubricante de farmacia - Cuando mantienes relaciones sexuales, ¿sientes dolor en la penetración? Una de las causas puede ser la falta de lubricación. No te flageles pensando que tu cuerpo está jugando en tu contra y corre a la farmacia a comprarte un buen lubricante. Recuerda que para que sea compatible con preservativos de látex debe ser de base acuosa, si no corremos el riesgo de que se rompan.  

  • Aceite de rosa mosqueta - Recomendamos su uso post coito, la rosa mosqueta tiene propiedades hidratantes y regenerativas por lo que ante cualquier irritación que pueda haber causado la penetración podemos aplicarla en pequeñas cantidades sobre la piel limpia dando un suave masaje. Aunque es un potente lubricante natural, no se recomienda su uso con preservativos de latex por no tener una base acuosa.

  • Aceite de Pompeia - Se trata de una mezcla de varios aceites vegetales y es lo más similar a Chanel nº 5 que podrás emplear en tu sexo. Su delicioso olor esconde cualidades protectoras útiles para cuidar y lubricar la zona vaginal, sin embargo, al igual que el aceite de rosa mosqueta, no se recomienda su uso como lubricante con preservativos de latex.

Es importante prestar atención a los mensajes que nuestro cuerpo nos transmite, percibir cuándo algo no funciona como debería y ante todo primar nuestra comodidad y bienestar. Recurrir a un profesional que nos ayude a atender los cuidados de nuestra vagina es fundamental, porque mimar tu zona íntima es símbolo de respeto hacia ti misma.
Texto - HELLO NIPPLE
Foto - Stephanie Penelope
Últimos artículos



︎    ︎    ︎    ︎

︎ Si tienes cualquier duda o pregunta, puedes escribirnos a info@hellonipple.com