MANIFIESTO      RELATOS      ARTÍCULOS      SEXO CON ACENTO EN LA I      ABOUT

Política y educación sexual

La eterna asignatura pendiente



Ahora que en unos días parece haberse resuelto el embrollo político en el que estábamos inmersos desde las elecciones del pasado abril, toca preguntarse qué va a suceder con la educación sexual en las aulas.

#AsignaturaPendiente es el hashtag lanzado por la Federación Española de Sociedades de Sexología para reclamar una educación sexual integral en los centros educativos. Su propuesta se basa en impartir una asignatura que profundice tanto en los aspectos físicos como emocionales, así como en dar a conocer las pertinentes medidas de contracepción y prevención de ETS. ¿Su objetivo? Ofrecer los recursos para construir relaciones igualitarias, previniendo abusos sexuales y violencia, y contribuir a la creación de un clima social tolerante, abierto, respetuoso con la sexualidad.

Esta propuesta tan jugosa sin embargo parece carecer de atención por parte de la mayoría de los partidos políticos, que apenas hacían mención en sus programas electorales a la gestión de la pedagogía sexual en las aulas.

Hagamos un breve análisis de las fuerzas políticas mayoritarias tras las elecciones realizadas el pasado domingo 10 de noviembre:

PSOE


El programa electoral de abril hacía un mayor énfasis en la educación sexual al incluir como medida de promoción de la salud en la población la salud afectivo-sexual y la prevención de embarazos no deseados, las infecciones de transmisión sexual, así como la violencia en las relaciones afectivo-sexuales.

Sin embargo, el texto correspondiente a las elecciones del 10 de noviembre únicamente hace referencia a las medidas de prevención: “desarrollaremos políticas activas para la prevención de embarazos no deseados, a través de campañas informativas a nivel general, y de forma específica, a través de programas educativos dirigidos a la juventud, acordados con las comunidades autónomas”.


PP

La educación sexual no parece ser un cometido político en el programa electoral del PP, solo hace referencia a la formación en materia de “información y actuación contra el acoso callejero y la violencia sexual en las fiestas populares”. Pero no se contempla la posibilidad de llevarla a las aulas.

VOX

En este caso la contemplación de la educación sexual en el programa supone un retroceso puesto que valoran “instaurar el PIN Parental y Autorización Expresa con objeto que se necesite consentimiento expreso de los padres para cualquier actividad con contenidos de valores éticos, sociales, cívicos morales o sexuales”. Medida que por desgracia ya ha llegado a algunas comunidades españolas como Murcia, donde las familias pueden excluir a sus hijos de talleres sobre el colectivo LGTBI por ser considerados métodos de “adoctrinamiento de género”.
Podemos

A pesar de ser breve, en este caso sí encontramos una mención específica a la educación sexual integral:
“Todas las personas tenemos derecho a no ser objeto de violencias sexuales, así como a no sufrir discriminación por nuestra orientación sexual o por nuestra identidad sexual, identidad de género o expresión de género. Para garantizar este derecho, se pondrá un énfasis especial en la educación afectivo-sexual dentro del sistema educativo”.

Ciudadanos

Se trata de una causa ausente en el programa electoral de este partido. En materia de sexualidad nombran la ley de diversidad sexual y de género para promover la igualdad para todas las personas LGTBI. Pero ni rastro de sexo en los centros educativos.
Más País

En este caso el partido se extiende en cuestiones sexuales en su programa específico en materia LGBTI, donde apuestan por “incluir en el currículo de Educación Infantil, en el currículo básico de Educación Primaria y en el currículo básico de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato elementos transversales y contenidos académicos en torno a la diversidad afectivosexual, familiar, de género y de desarrollo sexual”.
PACMA

Por último y a pesar de ser un partido minoritario, cabe destacar su propuesta favorable a introducir la formación sexual donde plantean un “enfoque de la educación sexual no solo respecto a la prevención del embarazo y las enfermedades de transmisión sexual, sino también en su esfera emocional y afectiva”.

Con un gobierno a punto de constituirse, solo cabe plantearnos la siguiente cuestión, ¿estaremos ante la posibilidad de introducir la sexualidad como materia educativa real? ¿Conseguiremos ampliar la perspectiva de prevención para informar sobre sexualidad más allá de embarazos y ETS? ¿Lograremos que la anatomía del clítoris sea de conocimiento popular? Y lo que es más importante, ¿serán las nuevas generaciones los afortunados en cultivar su formación afectivo-sexual para reconocerse como seres sexuales libres y conscientes?

Por si acaso, desde aquí seguiremos con la divulgación continua. ¡Que el ritmo no pare!

Texto - HELLO NIPPLE
Imagen - Emma Tempest y Lucie Caron
Últimos artículos



︎    ︎    ︎    ︎

︎ Si tienes cualquier duda o pregunta, puedes escribirnos a info@hellonipple.com