x
Esta web utiliza cookies. Para más información clica aquí. Ok!

Para acceder a esta web debes ser mayor de edad


MANIFIESTO      RELATOS      ARTÍCULOS      ABOUT

Relatos HELLO NIPPLE


¿Un aperetivo para ir abriendo boca?

En este espacio encontrarás pequeños fragmentos de los relatos que están a punto de salir hacia tu bandeja de entrada. ¿Quieres saber cuándo podrás disfrutarlos por completo? Toma nota de la fecha de envío y empieza a planear cómo, cuándo y dónde te vas a deleitar con su lectura.
 

“Luz cálida” - Envío programado el 28.11

[...]
Hay pocas cosas que me transmitan más intimidad que la luz artificial de un comedor doméstico. La elección apropiada otorga al espacio propiedades mágicas. Un color cálido, no demasiado amarillo, lo suficientemente agradable como para transmitir la sensación de que estás en el lugar adecuado.
[...]
Si aún no te has registrado, ¡adelante! El placer es nuestro...



Relatos enviados anteriormente
“Teletrabajo” - Enviado el 19.09

[...]
Me quedé un rato mirando esa imagen, era mi cuerpo, desde el pecho hasta el comienzo de mis muslos. Me vi bonita, tanto que seguí tirando del hilo de la curiosidad y me desnudé frente al ordenador.
[...]
“La frontera” - Enviado el 25.07

[...]
El mapa de tu piel tiene aduanas y yo vivo por conseguir el visado que me autorice a ocupar los territorios que jamás han visto el sol.
[...]
“La nueva normalidad” - Enviado el 27.06

[...]
Juro que en ese momento noté su aroma de una forma mucho más intensa y desvié la mirada avergonzada porque mi mente se había adelantado a dibujar una imagen perfecta de su cuerpo bajo un torrente de agua.
- Pues si no te importa, creo que voy a darme una ducha rápida y en seguida estoy contigo. - Dijo todavía conmigo dentro del baño y ya sin camiseta.
[...]
“A dos metros de ti” - Enviado el 30.05

[...]
Nuestras miradas eran eléctricas, juro que podría haber incendiado el cojín que descansaba sobre tus piernas con tan solo un pestañeo. En tus ojos vi las llamas que rápidamente ascendieron de mis tobillos a mi garganta.
[...]
“Cambio de armario” - Enviado el 16.05

[...]
Para mí la ropa tiene nombre y apellidos, fecha, lugar, olor y hasta sabor. Cuando tal día como hoy toca vaciar cajones, descolgar perchas y abrir cajas, la mercancía que se mueve de un lado a otro no son camisetas y pantalones, son historias.
[...]
“Deseo por correspondencia” - Enviado el 02.05

[...]
Me apetece masturbarme, sí, no, ¿tengo ganas o simplemente estoy aburrida? En fin, algo rapidito y me voy a dormir. Suena mi teléfono y se ilumina la pantalla, wow, una notificación de WhatsApp de...ya estaba tardando en escribirme.
[...]
“Reflejo de una pantalla” - Enviado el 11.04

[...]
Cierro los ojos y traslado hasta mi salón a su última conquista, le invito a que se acurruque conmigo. Desearía sentirme igual que ella, dispuesta, multiorgásmica a la primera caricia. Pero no puedo, no consigo concentrarme, mis dedos tiritan como cubitos de hielo. En la tele nadie se calienta los pies antes de una escena de sexo.
[...]
“Ventana al futuro” - Enviado el 28.03

[...]
Podría quedarme a vivir aquí, en una eterna siesta de primavera en el campo. Así, silvestre, bucólica, rústica y salvaje. Si tengo sed, beberé de ti. Si tengo hambre, comeré de ti. Si tengo frío, tú me calentarás y si muero de calor hallaré en ti el alivio.
[...]
“Confinamiento” - Enviado el 14.03

[...]
Intentad quedaros en casa, dijeron. No salgáis, aconsejaron. Acaso no saben que en mi caso, ¿el peligro vive al otro lado?
[...]
“Romance bisiesto” - Enviado el 29.02

[...]
Sostuve su cara entre mis manos y me decidí a implementar la maniobra de distracción que tantas veces me ha funcionado: plantar un beso fugaz, inesperado y absolutamente fuera de contexto.
[...]
“Amores de barra” - Enviado el 08.02

[...]
Palpé nuestras hormonas comprimiéndose entre la carrocería, el aire era denso y la sospecha de una oportunidad imprevista confirmó lo que negaba desde el primer encuentro.
[...]
“Felices los cuatro” - Enviado el 25.01

[...]
Era práctico conocer sus tiempos, era ridículo alimentar la rutina que mantenía esas marcas. Necesitaba salir de la zona de confort y le pedí que esa noche invitara a Leo a cenar, yo me encargaría de traer a Martina.
[...]
“El universo en llamas” - Enviado el 11.01

[...]
Tú y yo somos dos piedras, frías, de apariencia fuerte e inquebrantable. Dos cantos rodados por los años que han venido a juntarse a la orilla de un río. Tú y yo somos dos rocas que cuando chocan, inevitablemente, saltan chispas.
[...]
“Fiesta de empresa” - Enviado el 07.12

[...]
La navidad no es más que un limbo en el que se nos permite cometer todos los excesos posibles porque tras ella siempre tenemos la oportunidad de volver a empezar.
[...]
“La comida más importante del día” - Enviado el 02.11

[...]
Lo mejor de un polvo de una noche es el desayuno de la mañana siguiente. Y aunque pueda entenderse esta afirmación como una aproximación metafórica al sexo matutino, poco tiene que ver con la necesidad de volver a enredarte entre las sábanas de tu recién estrenado amante.
[...]
“Cuatro letras” - Enviado el 05.10

[...]
Nunca había reparado en mi nombre hasta que no lo escuché salir de tu boca. No había analizado su sonoridad cuando es pronunciado en pleno delirio, mitad ruego, mitad celebración. La fiesta de las vocales, alargadas sin miedo al derroche, salpicadas en el aire salen tropezando de tus labios al ritmo de los espasmos.
[...]
“Cordillera” - Enviado el 21.09

[...]
Sin apenas darme tregua para familiarizarme con ellas, aquellas dos protuberancias habían pasado a ser propiedad de todos los observadores que sin recato consumían sus miradas entre mis pechos.
[...]
“Vuelta a la rutina” - Enviado el 07.09

[...]
Me había propuesto convertir la noche de un martes cualquiera en un oasis en mitad de la estepa laboral, y tus manos, que ya buscaban mis pechos bajo la camiseta del pijama, estaban decididas a extender su función táctil más allá de una pantalla.
[...]
“Amor de verano” - Enviado el 27.07

[...]
Les bastarían dos mañanas más para convertirse en la pareja del edificio y cinco noches para que Mario alcanzara las bragas de Sofía.
[...]
“Dulces sueños” - Enviado el 06.07

[...]
Descansé durante unos segundos, recreándome en el momento previo a deslizarme hasta mi entrepierna y como el sonido de las olas del mar, tu respiración se coló en el salón recordándome que dormías al otro lado de la pared.
[...]
“Pleasure at the Disco” - Enviado el 15.06

[...]
Me sonabas de vista y es posible que en alguna ocasión hasta nos hubieran presentado, pero no fue hasta esa tarde cuando tu nombre retumbó en mi cabeza. Te dí dos besos y creí respirar el aroma del paraíso cuando mi boca rozó tu mejilla. El perfume que emanaba tu cuello me tentaba a acampar en tus clavículas.
[...]
“Una de las primeras veces” - Enviado el 25.05

[...]
Había oído que algo te cambiaba en el gesto, un pequeño detalle, una variación en el brillo de los ojos, una señal que indicaba que había sucedido, que habías pasado a engrosar la lista de las “no vírgenes”, de las que habían experimentado qué se sentía al tener a otra persona dentro de ellas.
[...]
“Vecinos” - Enviado el 11.05

[...]
Hay quien presume de leer el futuro en los posos del té, yo creo que soy capaz de leer el presente en la goma de unos calzoncillos y los suyos me decían que debía invitarle a un café.
[...]
“El club de lectura” - Enviado el 27.04

[...]
Nuestras bocas se pusieron en marcha de forma simultánea, de la mía brotaba la prosa erótica del siglo XV, mientras la suya jugaba a recrearse en cada pliego de mi vulva.
[...]
“Cada 28 días” - Enviado el 30.04

[...]
Mi ropa interior, a punto de evaporarse, carecía de sentido entre mis piernas. El elástico que atrapaba mi cintura oprimía mis ganas de frotarme contra las sábanas. Me deshice de mis bragas, o quizás, se desintegraron en algún punto en el trayecto de mis manos hacia la gloria.
[...]
“Fin de curso” - Enviado el 16.03

[...]
Cuando llegamos a la azotea, lo de menos era ver el amanecer. No podía apartar la mirada de sus mejillas, estaban encendidas y sus pecas centelleaban decorando una sonrisa eterna de la que no pude evitar colgarme con un beso.
[...]
“Ciencia fricción” - Enviado el 02.03

[...]
Siempre nos gustaron mucho los cuentos de ciencia fricción. Fingíamos ser dos desconocidos que se encontraban por casualidad en un bar cualquiera.
Una pareja de extraños que después de la última copa jugaba a tener que ganarse el beneplácito del otro para recibir una invitación a su salón.
[...]

“Habitación individual” - Enviado el 23.02

[...]
A veces se detenían frente al mostrador de recepción y hablaban de negocios mientras repasaban la jornada. Yo los miraba y sonreía, deseaba con fuerza que percataran la complicidad de mi gesto y que se dirigieran a mí, mientras afirmaban que era cierto, que todas las fantasías que me montaba en mi cabeza eran reales.
[...]
“En versión original” - Enviado el 09.02

[...]
Hasta el momento habíamos hecho
poco más que hablar durante millones
de horas y tirarnos los trastos de una forma
insultantemente obvia cada vez
que coincidíamos en un mismo espacio.
Lo cierto es que aquella tarde pretendía
probar algo más aparte de las palomitas.
[...]

“La ducha” - Enviado el 02.02

[...]
En algún punto cerré el grifo,
y pasé a recrearme en el vapor del ambiente.
Me sentía cubierta por un pequeño velo,
uno tan fino, que al abrir la puerta
de la ducha se evaporó,
dejándome desnuda frente al espejo.
[...]



︎    ︎    ︎    ︎

︎ Si tienes cualquier duda o pregunta, puedes escribirnos a info@hellonipple.com


Política de privacidad